APLICACIONES

Entre los principales campos de aplicación en los que hemos desarrollado herramientas pueden contarse:
• Comunicación Aumentativa: Herramientas integrales orientadas a proveer recursos comunicacionales a personas con dificultades en la lectoescritura, ciegas o con disminución visual, sordos e hipoacúsicos, parálisis cerebral, problemas o impedimentos en la dicción, anartrias, afasias, disartrias, etc.
• Adaptaciones: Adaptaciones para poder utilizar distintas herramientas ya sean manuales, informáticas o para utilizar una PC, para personas con discapacidad sensorial y/o motriz
• Asistencia en la rehabilitación: Recursos que sirven o aportan soluciones al proceso terapéutico de la persona, ya sea en estimulación cognitiva, del aprendizaje escolar, terapia de la comunicación, reorganización sensorial, etc. Todos los recursos tecnológicos que puedan ser combinados son tenidos en cuenta para el desarrollo de herramientas e instrumentos de asistencia para los rehabilitadores, desde aparatología específica para actividades como la gimnasia sin esfuerzo, rehabilitación motriz, sistemas electrónicos para entrenar a pacientes sordos o hipoacúsicos, instrumentos que les permitan el autocontrol de su fonación, facilitadores para el entrenamiento visual, etc.
• Biofeedback: Información suministrada en forma de retroalimentación senso-perceptual para que la persona con discapacidad aprenda a mover o controlar voluntariamente partes de su cuerpo. Este tipo de aplicaciones puede utilizarse para indicar que una parte del cuerpo sale de una posición de reposo, o que está en una posición determinada de manera involuntaria. Estos sistemas pueden reemplazar la función de la visión, de los centros vestibulares, o sistemas propioceptivos en el control postural. Sirvan como ejemplos de aplicación los de personas que necesiten alinear su cabeza, recibir la información necesaria para saber que realizó un paso con un pie mediante un sonido para realizar el siguiente paso con el otro pie, etc.
• Robótica y Domótica: Aplicaciones para hacer accesible el control de los elementos del hogar a personas con discapacidad (particularmente con problemas de motricidad). La tecnología aplicada en este sentido permite darle la posibilidad de cambiar el canal de televisión o apagar una luz a una persona cuadripléjica, controlar la temperatura ambiente, abrir o cerrar ventanas o puertas, controlar el nivel de cocción de los alimentos en la cocina o la temperatura del agua del baño, etc.
• Entretenimiento: Las herramientas tecnológicas en materia lúdica incluyen desde adaptaciones para el uso de videojuegos o navegación por internet, hasta desarrollos específicos, según el nivel intelectual del beneficiario y sus capacidades. La interacción entre el entretenimiento y el aprendizaje es fundamental en los niños, y este tipo de soluciones integran ambos aspectos de manera muy eficiente y entretenida
• Educación y aprendizaje: Recursos facilitadores del aprendizaje de la lectoescritura, nociones visuoespaciales, aplicaciones en aritmética, geometría, lengua, ciencias y cualquier área del aprendizaje escolar común o especial. El desarrollo de facilitadores tecnológicos para el proceso de integración escolar es una gran área de aplicación que amplia mucho las posibilidades de los alumnos
• Herramientas para profesionales de la rehabilitación: No sólo realizamos herramientas para personas en situación de discapacidad, sino también para los profesionales que los atienden. Todos los recursos tecnológicos que puedan ser combinados son tenidos en cuenta para el desarrollo de herramientas y/o dispositivos de asistencia para los profesionales de la rehabilitación, los cuales permiten automatizar tareas, recoger información y compararla con sesiones anteriores para ver el proceso y su correlación con el plan terapéutico. Para visualizar esto, valgan como ejemplo desde aparatología específica para áreas como la reeducación motriz, hasta sistemas electrónicos y mecánicos para entrenar pacientes sordos, o instrumentos que les permitan el autocontrol de su fonación, como también sistemas de manejo simple que le permitan al paciente impedido o multiimpedido con motricidad reducida, producir una acción voluntaria tal como comunicarse (escribir, hablar, cambias formas y colores o imágenes) a través de una computadora.